SOBRE MULTIPROPIEDAD

DEMANDAS JUDICIALES

El 15 de enero de 2015 el Tribunal Supremo dictó la primera Sentencia por la que se declaraba la nulidad de todo contrato de aprovechamiento por turno de bienes inmuebles (multipropiedad) que incumpliese las Disposiciones de la Ley 42/1998. En dicha Sentencia, que después fue fijada como doctrina por el Tribunal Supremo, se dictaminó que todos los contratos firmados después del 5 de enero de 1999 en los que no se contemplase una duración máxima de 50 años, tal y como venía establecido legalmente, serían nulos de pleno derecho. Asimismo, El Tribunal Supremo estableció como doctrina que en todo contrato el objeto ha de estar determinado según la Ley, siendo ilegales, sin efecto alguno y nulos de pleno derecho todos los contratos de «semanas flotantes», «temporadas flexibles» (temporada roja, verde, etcétera), y aquellos bajo la forma conocida como «sistema Club» o de «afiliación a un Club».

A partir de dicha Sentencia, se han sucedido muchas otras que han reiterado la nulidad de dichos contratos por indeterminación del objeto al no indicar los detalles del apartamento / unidad / semana (s) comprada(s), obligando en algunos casos a los Complejos a devolver el duplo de las cantidades entregadas en concepto de depósito recibidas dentro del plazo de desistimiento (10 días en la Ley 42/1998) o dentro del plazo de resolución ( 3 meses en la Ley 42/1998) e incluso declarando la nulidad de los contratos de préstamos vinculados a la adquisición de dichos productos.


LOS PUNTOS PRINCIPALES DE DICHAS SENTENCIAS SERÍAN LOS SIGUIENTES:

  • La obligación del vendedor de incluir en el contrato el periodo de disfrute del derecho que según la ley debe ser como máximo 50 años.
  • La obligación del vendedor de informar al consumidor de su derecho a desistir del contrato en el plazo legalmente establecido sin motivo alguno (10 días o 14 días).
  • La prohibición del vendedor de recibir dentro del plazo de desistimiento cualquier cantidad a cuenta del precio: 10 días en la Ley 42/1998 y 14 días en la Ley 4/2012, informando al cliente de ello.
  • El deber del vendedor de informar al consumidor sobre el producto a adquirir con carácter previo a la firma del contrato (Información precontractual) y de que el contrato incluya los elementos esenciales cumpla con una determinada forma y contenido.

Por tanto, si usted tiene un contrato de multipropiedad de «semana flotante», de «afiliación a un club», o su contrato es de duración perpetua o superior a 50 años, su contrato muy probablemente es nulo y usted tiene derecho a una indemnización.

Póngase en contacto con nosotros aquí y estudiaremos su caso gratuitamente y sin compromiso.

Reclamaciones Extrajudiciales a los Bancos

Este tipo de reclamaciones se efectúan contra las entidades bancarias británicas que han expedido las tarjetas de crédito utilizadas por los compradores para el pago total o parcial del precio. El periodo de tiempo en que se resuelve dicha reclamación es mucho menor que en el caso de las reclamaciones judiciales y suele tardar entre 4 y 8 meses.

PARA PROCESAR DICHA RECLAMACIÓN CON EL PRESTAMISTA ES PRECISO DEMOSTRAR QUE SE HA PRODUCIDO VICIO EN EL CONSENTIMIENTO EN LA VENTA O UN INCUMPLIMIENTO CONTRACTUAL POR PARTE DEL VENDEDOR.


VICIO EN EL CONSENTIMIENTO

El vicio en el consentimiento se produce siempre antes de que se firme el contrato. Este vicio puede provenir de falsas promesas efectuadas por el vendedor que le han llevado a firmar el contrato.. Cuando dichas promesas se incumplen es cuando se produce el error en el consentimiento, y se podría reclamar a la entidad bancaria siempre que se haya producido un pago para dicha compra con una tarjeta de crédito.

INCUMPLIMIENTO CONTRACTUAL

Un incumplimiento contractual ocurre después de que se haya firmado el contrato. Si el complejo ha cerrado o desaparecido usted tiene el derecho a efectuar una reclamación. Otro ejemplo sería aquel en que el Complejo le promete que transcurrido un tiempo puede usted devolver su producto de multipropiedad al propio Complejo y dicha promesa, que es un término del contrato, nunca se llega a cumplir.

TERMINACIÓN CONTRACTUAL

Firmar un contrato de multipropiedad es fácil, pero por desgracia deshacerse del producto de multipropiedad adquirido no lo es tanto. Cuando se lleva a cabo una compra de este tipo de productos, lo último que uno piensa es qué derechos se tienen sobre el mismo. Muchos Complejos no ofrecen salida alguna a sus miembros siendo en cualquier caso un proceso complicado, por lo que desde M1 Legal ofrecemos asesoramiento a todos aquellos clientes que deseen terminar su relación con el complejo de forma legal.

Cuando alguno de los abogados, después de estudiar un asunto decide que no es viable una demanda judicial, asumimos el compromiso de encontrar una solución para usted, al objeto de que se ponga fin a su relación con el Complejo o con la Compañía de Multipropiedad así como le asesoramos respecto del pago de las cuotas de mantenimiento que le exige el Complejo.

En todos los aspectos, nos esforzamos por satisfacer las necesidades de nuestros clientes en el menor tiempo posible y nos sentimos orgullosos de la transparencia con la que trabajamos.